Noticias

martes, 18 de julio de 2017

¿Cómo obtener de la madera hasta un 16% más de rendimiento?

Juanma Miranda

MADERA-SOSTENIBLE

https://madera-sostenible.com/


Josep Perarnau Caballé proviene del mundo de aserrío de madera tropical a gran escala. Su bisabuelo ya iba al bosque en carro y caballo a cortar leña. Su abuelo montó el primer aserradero de la familia, en el que cortaban madera de plátano para hacer radios y curvas para ruedas de carro. Su padre instaló la empresa en una nueva ubicación, el que fue el primer aserradero de control numérico con volantes de 180 cm de diámetro de Sierras Alavesas que se montaba en Europa.

En tiempos de crecimiento económico, se cortaba al año alrededor de 16.000 m3 de madera tropical (Iroko, Tali, Bubinga, Ayous, Niangon...).

Actualmente el aserradero del padre de Josep funcionando a plena marcha,  con su hermana, sus sobrinos y su propio padre con casi 80 años al frente del negocio, pero cortando madera del país en un porcentaje mucho mayor.

Queda claro que en el ADN del apellido Perarnau está impresa la pasión por la madera.

 

Un negocio propio

 

A principios de los años noventa, Josep Perarnau Caballé montó su propio taller de moldura, en el que fabricaba con el desperdicio que generaba la serrería de su padre piezas de carpintería en serie con madera tropical (tarimas, rastreles, listones moldurados...)

En el 2008, la fuerte crisis que sufrió España hizo que muchas empresas cerraran sus instalaciones, y los pocos del sector maderero que lograron sobrevivir tuvieron que acometer importantes ajustes.

Para el mercado de la madera tropical en tronco, España estaba casi fuera de juego con respecto a Europa, y África miraba ahora a vigorosos mercados como el chino o el japonés, con un creciente poder adquisitivo.

Ante este escenario, al no disponer de madera tropical, Josep Perarnau decidió introducir en su mercado maderas autóctonas de calidad como el roble, acacia, fresno, plátano, haya.... troncos de diámetro más reducido, con mayor cantidad de ramas y nudos; otra dificultad añadida teniendo en cuenta que los elementos de mobiliario urbano que él fabrica no admiten nudo ni defecto.

Actualmente sigue trabajando para prestigiosas firmas catalanas que exportan el producto acabado a toda Europa y al mercado nacional (bancos, papeleras, jardineras...).

El primer cambio en su orientación fue el de comprar la madera en tronco. Al no disponer de aserradero propio tuvo que cortar la madera en aserraderos externos que disponían de maquinaria rápida para este menester. No obstante, esto implicaba una serie de desventajas que logísticamente encarecían el producto:

 

Transporte del forestal al aserradero

Control de la calidad

Verificación del peso

Lista de espera para el aserradero

Sumisión a la profesionalidad del aserrador, quien normalmente prioriza la velocidad de corte al rendimiento y la calidad del mismo; un caro conflicto de intereses.

Coste del aserradero

Coste del transporte en C.V. a sus propias instalaciones

 

Las condiciones eran extremadamente exigentes y, después de cinco años de idas y venidas, tomó la determinación de aserrar sus propios troncos.

 

"Estuve valorando la posibilidad de adquirir un aserradero de 120 cm de diámetro completo y muy bien equipado, con motor de SOHP de segunda mano, a un precio muy razonable, capaz de cortar 40 TM diarias con 3 ó 4 operarios -nos cuenta Josep Perarnau-. No obstante, teniendo en cuenta que la ubicación del aserradero implicaba un alto coste en tiempo e infraestructuras (desmontaje, transporte, montaje, estructuras de hierro u hormigón, instalaciones eléctricas, aspiraciones, altos consumos...) y sobre todo que somos tan solo 2 operarios, mi cuñado Juan Meyer (un excelente profesional) y yo mismo, gestionando todo el trabajo, opté por comprar el aserradero portátil WOOD-MIZER  que anteriormente había visto navegando por internet.

Contacté con HERSAN, su distribuidor en España, y tuve la oportunidad de manejar una LT-20 con mis propias manos en una feria del sector en Valladolid.

Lo que experimenté superó todas mis previsiones. Esa pequeña máquina con esa sierra ridícula y esos volantes enanos, parecían desafiar todas las leyes de la física. De la mano de HERSAN (formada por unos magníficos profesionales), después de visitar las formidables instalaciones del fabricante en Polonia y de ser extraordinariamente atendido por todo el personal, decidí comprar el mini aserradero portátil LT-40, el primer aserradero completo que se montaba en España".

 

Un rendimiento espectacular

 

Para quien lleva tiempo cortando madera, WOOD-MIZER propone un cambio de concepto que cuesta aceptar de inicio. Es pasar de un carro que se mueve horizontalmente, a que lo haga la propia sierra. Pero las ventajas, y sobre todo los rendimientos de estas máquinas, hablan por sí solos. Es una alternativa a tener muy en cuenta, tal como nos explica Josep Perarnau.

A su juicio, el secreto de su éxito reside en cómo su nueva sierra aprovecha la madera. Gracias a su sistema de corte, a la calidad y precisión de su herramienta y a unas pinzas de sujeción que no dañan el tronco. Asimismo, para extraer siempre el tablón ideal, un volteador y un pistín asistente ayudan al operario a colocar el tronco de la forma adecuada, para dejar el nudo en la parte superior, que después se podrá salvar cuando se corten los cuadradillos.

"Teniendo en cuenta que yo elaboro mi propio producto, y tengo una producción relativamente baja (entre 350 y 450 toneladas anuales), las características de la LT-40 se adaptan perfectamente a mis necesidades -relata Perarnau- . Esta empresa la hemos construido con nuestras propias manos, poco a poco durante 25 años, los mismos que lleva WOOD-MIZER en Europa. Nuestro éxito está basado en palabras como (determinación, constancia, buen hacer, ahorro, sencillez y practicidad) principios que sin duda abandera también WOOD-MIZER. Es como si nos hubiesen fabricado un traje a medida".

Hoy Josep Perarnau genera en la LT-40 una media de 20 TM diarias de madera aserrada en tablón de 50 mm. y, aunque no es el caso, podría alcanzar, sin ningún problema, una producción de 5.000 TM/año. Y lo más importante, tan sólo con 2 operarios, sin olvidar que no deja de ser una máquina portátil que se puede transportar con una simple carretilla elevadora, y trasladarse adonde uno quiera.

La LT-40 permite apurar al máximo la madera -asegura J. Perarnau-, este tipo de máquina es ideal para quienes elaboramos nuestra propia madera, para fabricar un producto concreto.

Después de trabajar con su máquina durante 2 meses, preguntamos a Josép Perarnau cuál era su valoracion en cuanto a las ventajas o desventajas de la LT-40. Y nos explica:

 

En general muy positivas:

 

Increíblemente, permite cortar troncos de 90 cm. de diámetro con un plano de tablón perfectamente cortado de hasta 73 cm.

 

Tiene un sistema de control numérico de posicionamiento muy rápido y efectivo. Probablemente no usamos ni el 20% de sus capacidades, aunque para nosotros es más que suficiente.

 

Puedes cortar viguería a perfecta escuadra sin dañar la madera.

 

No es necesario montar ningún sistema de aspiración, nosotros lo simplificamos con una pala cargadora colocada en el suelo justo en la longitud de trabajo del cabezal. El efecto Venturi de los volantes, la boca de absorción, el tubo flexible de expulsión y la propia gravedad, hacen el trabajo totalmente gratis, después de aproximadamente 2 horas de corte, se recoge con la carretilla elevadora y se tira en el silo.

 

Lo más simple de la máquina pero extraordinariamente efectivo es el sistema de refrigeración, que funciona con agua y una pequeña dosis de lubricante jabonoso. Puedes regular la intensidad de flujo con un pequeño botón en el cuadro de mandos.

 

Es una máquina muy rápida por su morfología y sus características. Pero que nadie se lleve a engaño, no hará nunca 40 TM diarias.

 

Acostumbrados a trabajar con la TAYME o las Alavesas, grandes máquinas con motores de 50 a 100 HP de potencia, nosotros hicimos caso omiso a las recomendaciones del fabricante y dotamos a la LT-40 con un motor de 25 HP, ahora "casi" podemos asegurar que con 15 HP habría sido suficiente.

 

El retroceso del cabezal después del corte es muy rápido y deja justo el tiempo necesario para posicionar rápidamente el siguiente corte.

 

La velocidad de la cadena cargadora es correcta, aunque hubiese preferido algo más de rapidez en las pinzas cargadoras.

 

El expulsor de tablón en el retorno es eficaz, pero el operario tiene que estar atento en acompañarlo con su mano, porque dependiendo del ancho del tablón o de otros factores toma una dirección a derecha o izquierda, con el consiguiente peligro para la integridad de los componentes del cabezal, en caso de que el tablón quede trabado en las viguetas.

 

¿Cómo es posible que una sierra tan pequeña y tan estrecha pueda cortar madera de haya o plátano con tanta rapidez y tanta perfección? Utilizando el afilador automático de WOOD-MIZER BM5250 he podido entenderlo. Una pequeña máquina que no ocupa más de medio metro cuadrado, que además tengo montada sobre una mesa de hierro con ruedas, totalmente automática, que monta una fresa de borazón y deja los dientes milimétricamente copados en una sierra triscada alternativamente con las puntas cementadas. Regula la velocidad de avance, va refrigerada con aceite y demás tiene un sensor de disparo. Esta máquina es clave e indispensable.

 

Las sierras tienen una efectividad de corte que oscila entre 3 y 4 horas; después hay que limarlas y triscarlas.

 

La nota discordante a mi juicio es el tiempo dedicado al triscado de la sierra, algo excesiva para la dedicación que requiere. Tiene un alto grado de perfección pero es totalmente manual. La teoría dice que cada afilado requiere un triscado. Ante la necesidad de ganar tiempo, he podido comprobar "satisfactoriamente" que un solo triscado aguanta perfectamente 3 o incluso 4 limadas sin que eso afecte a la estabilidad de corte, siempre que mantengamos los pasos de diente entre 18/24 décimas.

 

El motor integra un embrague que puede pararse automáticamente para cargar, posicionar y medir el tronco para su posterior corte. Nosotros hemos calculado aproximadamente un ahorro de energía del 50%.

 

Todo el aserradero funciona tan solo con un enchufe de 5 puntas, la entrada suministra toda la electricidad al motor principal más dos pequeños motores de 4 KW, uno para la bomba hidráulica y otro al grupo reductor de la potente y robusta cadena cargadora.

 

Finalmente y para no extenderme en elogios, si tengo que hablar del cabezal, su ingeniería y su efectividad, son sencillamente geniales. He navegado mucho por internet y he visto muchas máquinas europeas e incluso chinas, me llamó la atención que todas ellas sujetan el cabezal con cuatro pilares apoyados en su respectivo carril. Para quienes no sabemos de mecánica, a simple vista parece la opción más lógica. Una vez más WOOD-MIZER desafía las leyes de la física y sujeta todo el conjunto en sólo 2 pilares laterales manteniendo suspendido todo el cabezal. Si tenéis la fortuna de trabajar con troncos grandes e irregulares entenderéis el porqué  de este sistema y las posibilidades que ofrece.

 

Lo más sorprendente de la máquina son sus volantes que, de hecho, no existen, son dos poleas recubiertas con dos correas estrechas sobre las que se desliza la sierra, previa tensión neumática. Cuando los ves piensas que no podrá aguantar en marcha más de dos segundos. Pues créanme, aguanta. Y cómo... Seguro que en "igualdad de condiciones" muchísimo mejor que el sistema convencional de volantes macizos.
La clave de la firmeza de rodadura de esa estrecha sierra está en los apoyos traseros de dos pequeños conjuntos formados por patín y cojines de rodadura.

 

 

¿Por qué WOOD-MIZER es capaz de sacar más rendimiento al tronco?

 

La profesionalidad del aserrador y los rodillos de nivelación son el primer paso para un óptimo rendimiento. Reparte la diferencia de diámetro entre un lado y el otro del tronco. La primera costera sabemos que es para tirar, buscamos un plano que "según diámetro" total estará entre 7 ó 9 cm, cortamos tablón justo hasta el corazón, volteamos la parte plana sobre la bancada y hacemos exactamente la misma operación, pero esta vez repartiendo la otra mitad del tronco en múltiplos, para que el último corte quede a medida de tablón.

Lo más importante, la madera está limpia de astillados profundos por culpa de las grapas.

Al ser la sierra tan fina, se gana por cada corte algo más de 1 mm. de madera. No parece mucho pero al final son unos cuantos metros cúbicos de más.

Es cierto que cuando volteamos el tronco para hacer la segunda repartición se pierde un tiempo importante en comparación con una sierra de carro, pero para quien paga la madera vale la pena sacrificar algo de tiempo por un mejor rendimiento.

 

Las cifras que a continuación exponemos muestran con nitidez los rendimientos que Jose Perarnau está obteniendo gracias a su inversión en la WOOD-MIZER.

 

         Cada paquete de madera en semi-CV cúbica contiene aprox. 1.400 m3.

        Cada paquete de costera para biomasa pesa aprox. 800 Kg (este valor se da con la madera verde).

 

EN ASERRADERO EXTERNO       266 TONELADAS

              

                Paq. en C.V.                                      M3   

                105 paquetes                                     147

                  Costera                                         PESO 

                36 paquetes                                  28.800 kg

 

Nota importante

La costera es aprovechable y a menudo gorda, al no dar la medida por culpa del final de carrera.

Recuperar este material, significa horas de trabajo en una sierra de mesa por 2 operarios, con el consiguiente coste económico. Además no resulta muy rentable porque el astillado de las grapas de sujeción, se extiende mucho en la fibra y al final el rendimiento en cuadradillo es muy bajo.

 

CON WOOD-MIZER                        218 TONELADAS

              

                Paq. en C.V.                                      M3   

                100 paquetes                                     140

                  Costera                                         PESO 

                18 paquetes                                  14.400 kg

 

Nota importante

De la costera, ni una solo tabla es aprovechable (todo para biomasa).

A primera vista un 16,3 % (porcentaje pendiente de confirmar) de rendimiento superior aunque es un dato importante, no parece tan extraordinario, más aún tratándose de madera en la que intervienen diferentes factores.

No obstante si analizamos bien estos datos, podemos ver que para sacar casi el mismo cúbico, WOOD-MIZER ha empleado 48 toneladas menos de material y además ha salido la mitad de desperdicio.

Si WOOD-MIZER hubiera cortado 266 toneladas, aplicando una regla de tres simple, habría obtenido un total de 171 m3.

Son datos reales y sencillamente contundentes.

El rendimiento por hora de trabajo también queda reflejado en esta anotación.

Tiempo real empleado para cortar 145 toneladas:

 

Horas de contador                               (x2) tiempo real aproximado

      31,30 horas                                                    63 horas

 

La anotación (x2) significa que multiplicamos el tiempo de contador x2 (es un cálculo bastante aproximado)

Incluimos:

Los posicionamientos, las mediciones, los volteos de tronco, las paradas del embrague motor, las cargas de tronco en cadena y los movimientos de paquetería (no se incluyen los tiempos de afilado y triscado).

 

Por supuesto siempre teniendo en cuenta que el total de horas es siempre entre solo "dos operarios".

Con estos datos, quienes cortan madera saben muy bien cuántos KW se puede ahorrar con los sistemas de WOOD-MIZER.

 

En conclusión:

En un mercado del aserrío de madera, tal como se entiende hoy en España, “las WOOD-MIZER son máquinas ideales para quienes tienen en mente un producto específico, con un valor añadido –concluye Josep Perarnau-. Para quienes para realizar su proyecto no se plantean acometer una inversión desproporcionada”.

Name:
Email:
Subject:
Message:
x

Bienvenido

Aquí se puede descubrir cómo los dueños de aserraderos Wood-Mizer en todo el mundo están creciendo activamente sus economías locales mediante el procesamiento de madera más sostenible y rentable.

Le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para solicitar más información acerca de Wood-Mizer o cualquiera de estos artículos. 

Jacob Mooney

Jacob Mooney - PR Coordinator
Contáctame

Sala de prensa


REVISTA  


CONectar a Wood-mizer