Consejos técnicos

lunes, 19 de marzo de 2018

Transformar troncos en madera

Existen diversos métodos y técnicas de aserrado que permiten transformar troncos en piezas de madera, incluidos el aserrado tangencial, el perfilado, el aserrado prismático, el aserrado alternado y el corte radial. A continuación, le ofrecemos algunas nociones básicas para convertir sus troncos piezas de madera.

Aserrado tangencial
El aserrado, también llamado aserrado floreado, consiste en cortar el tronco aproximadamente hasta la mitad por la cara abierta y, a continuación, darle la vuelta para continuar aserrando por la cara opuesta hasta el final. Aunque este es probablemente el método de aserrado más rápido y sencillo, las piezas de madera deben cantearse después del corte a fin de obtener el máximo valor de cada una de ellas. Las piezas aserradas mediante este método a menudo son  grandes y pesadas, tienen un menor grado y pueden presentar un combado excesivo durante el proceso de secado. Debido a estos inconvenientes, el aserrado tangencial suele emplearse para troncos de calidad inferior.

Perfilado
Con la técnica del perfilado, los primeros cortes se realizan en la parte superior del tronco y, a continuación, este voltea 180 grados para hacer los segundos cortes en el lado opuesto. Después, el tronco se gira 90 grados para cortar el tercero de sus lados y, por último se vuelve a girar otros 90 grados para cortar el último lado. La pieza central cuadrada resultante tras el corte se denomina troza. Posteriormente, esta troza pasa a otra máquina para su procesado posterior o bien se vende como bloques de madera. El perfilado ayuda a maximizar la producción en pies tabla por día y es una técnica muy empleada por toda la industria del aserrado de maderas duras. Esta técnica se emplea con troncos de calidad intermedia y baja, y permite ahorra tiempo y esfuerzo cuando se trabaja madera de bajo grado y escaso valor.

Aserrado prismático
Al igual que con la técnica del perfilado, en el aserrado prismático el tronco se va volteando y sus lados externos se cortan para obtener tablas hasta que la parte central forma una troza cuadrada. Sin embargo, en lugar de dejar la troza tal cual, se voltea se corta para obtener de ella la máxima cantidad de madera posible. Si fuera necesario, las tablas se pueden cantear posteriormente para eliminar los bordes rugosos. Aunque existen muchas técnicas diferentes para obtener la mayor calidad y rendimiento de los troncos, con el aserrado prismático cualquiera puede producir excelentes piezas de madera.

Aserrado alternado
El aserrado alternado es una técnica especialmente popular en EE. UU. y Canadá, pero resulta interesante conocer en qué consiste. Con el aserrado alternado, el tronco se corta, se voltea y se corta otro de sus lados, se vuelve a voltear de nuevo hasta cincos veces. Desde el punto de vista económico, el aserrado alternado es el método más recomendable para los troncos de calidad intermedia y alta, si bien en ciertos aserraderos puede ser complicado voltear los troncos, lo que puede hacer que disminuya la producción diaria.

Corte radial
Hay varias razones por las que la técnica del corte radial es aconsejable a la hora de aserrar ciertas maderas duras, sobre todo por el gran auge en la demanda de madera veteada. Por ejemplo, la madera de roble cortada mediante la técnica del corte radial tiene un mayor valor que la que se ha cortado mediante aserrado prismático. Además, la madera aserrada mediante corte radial tiene una mayor resistencia dimensional, lo que significa que no se ahueca ni se abomba durante el proceso de secado y se encogerá menos que la madera cortada mediante aserrado prismático. Por todas estas razones, la mayoría de los carpinteros, ebanistas, las tiendas de muebles de calidad y los artesanos prefieren trabajar con maderas cortadas mediante corte radial. Sin embargo, debido a la complejidad de este proceso y al tiempo que requiere, este método de aserrado no siempre se traduce en un mayor valor. El corte radial está relacionado con el ángulo de los anillos de crecimiento respecto de la cara de la tabla aserrada. Si bien existen diferencias de opinión acerca de este término, generalmente se considera madera aserrada mediante corte radial a aquella en la que los los anillos de crecimiento tienen un ángulo de entre 80 y 90 grados con respecto a la cara de la tabla. Con el método del corte radial también se puede producir madera cortada oblicuamente, cuyos anillos de crecimiento tienen un ángulo de entre 45 y 80 grados con respecto a la cara de la tabla.

Ventajas del corte radial
• El jaspeado es una característica muy apreciada por los profesionales de la madera
• El ancho de la madera encoge la mitad durante el proceso de secado en comparación con el aserrado prismático (3% frente a 6%)
• Secado más rápido y con menos riesgo de que aparezcan marcas
• Mayor estabilidad en entornos con humedad variable
• Mayor homogeneidad del desgaste en suelos

Inconvenientes del corte radial
• Aprovechamiento de los troncos habitualmente un 20% menor
• Menor velocidad de producción de madera
• Tiempo de secado al menos un 15% superior
• El espesor de la madera encoge el doble en comparación con el aserrado prismático
• Presenta nudos de espiga, frente a nudos circulares, lo que disminuye su resistencia

Print

Name:
Email:
Subject:
Message:
x
Newsletter

Si te ha gustado este artículo, ¡no te pierdas los siguientes! Recibe cada mes toda la información y las novedades de Wood-Mizer directamente en tu buzón de correo electrónica.

Suscribirse