• Image 1
    Image 2
    Image 3
    Image 4
    Image 5
    Image 6

ARTICULOS

jueves, 7 de abril de 2022

Aprendiendo a transformar madera con Wood-Mizer en Suecia



Cada vez que el empresario sueco David Virén fabrica una tabla con su moldeador y cepillo Wood-Mizer, siente que ha aprendido otra lección sobre la madera. "Trabajar con la madera es algo más que un trabajo. Es un proceso de aprendizaje que te puede dar muchas satisfacciones", explica.

"Lo mejor de trabajar con la madera es que nunca dejas de aprender. Siempre pueden surgir imprevistos aunque lleves mucho tiempo trabajando con ella. Imagina que estás haciendo un perfil especial para tu cliente, pero nunca sabes si va a salir bien.  Cuando consigues lo que querías, es una sensación maravillosa", comenta David.

Su empresa, "woodab", ubicada en Torsåker, un pequeño pueblo de la provincia de Gästrikland, en el centro de Suecia, es un pequeño negocio familiar con solo dos trabajadores, un padre y un hijo, que están siempre dispuestos a conocer más acerca de la transformación de madera. "La división del trabajo en mi empresa es muy sencilla. Mi padre maneja el aserradero LT70 y yo trabajo con el reaserradero horizontal HR115 y con el moldeador y cepillo de cuatro lados MP360", explica David. "Con el LT70, aserramos los troncos y preparamos el material para su posterior procesamiento con el HR115 y el MP360. Producimos materiales de madera para que se cumplan todos los deseos de los clientes".




David debe su pasión por la madera a su padre, Lars, que en su día utilizaba un aserradero Wood-Mizer LT40. Lars es un experimentado aserrador que lleva más de 25 años trabajando en el sector maderero. Ahora trabaja con su aserradero LT70, disfrutando del contacto con la naturaleza y del aire fresco, aunque el serrín cubra su chaqueta y sus manos estén llenas de resina durante la mayor parte del día.

Lars sustituyó su antiguo aserradero LT40 por un LT70, de mayor capacidad, hace solo unos años. Admite que con el nuevo aserradero LT70, su trabajo ganó en velocidad y eficacia, así como en comodidad para el operario y en precisión de corte. El anterior LT40 demostró ser un aserradero fiable que permitió a Lars dirigir un negocio de aserrado durante mucho tiempo. "Mi padre compró el LT40 para utilizarlo en nuestro bosque. Sin embargo, recibía tantos pedidos que finalmente decidió utilizarlo con fines comerciales, vendiendo madera a clientes locales. El LT40 suponía un trabajo a tiempo completo", recuerda David. "Posteriormente, mi padre decidió cambiar al LT70 debido a la creciente demanda de madera. El aserradero LT70 tiene bancada hidráulica, sistema de control automático de espesor de tabla y ofrece una mayor potencia y velocidad para producir más madera para los clientes. Esta mejora de capacidad era algo necesario".





Para David, la aventura con la madera comenzó en 1998, cuando consiguió su primer empleo como operario de un cepillo industrial. En 2019, decidió convertirse en empresario y abrió su propia empresa de transformación de madera para asociarse con el negocio de aserrado de su padre. "Quería complementar la producción de mi padre con los productos finales que puedo hacer en mis equipos HR115 y MP360", asegura David. Sin embargo, los primeros meses no fueron fáciles para el negocio de David. "Lo más difícil cuando monté mi empresa fue pasar de la tranquilidad de contar con un sueldo fijo al ajetreado mundo de dirigir mi propia empresa. Esa transición fue dura para mí", reconoce David.

"Hoy, es mucho más fácil dirigir el negocio ya que he aprendido a aprovechar todo el potencial de los equipos Wood-Mizer".




Cuando se le pregunta cuál es el equipo que desempeña el papel más importante en el negocio, David responde sin titubear: "¡Sin duda, el más importante es el LT70! La velocidad, la fuerza, la precisión, la comodidad de uso gracias al sistema de medición computarizado, la facilidad de manejo, todo ello responde exactamente a las necesidades de nuestro negocio." Una vez que la madera está lista, David utiliza el reaserradero HR115 para cortar tablas y trozas para el siguiente paso de la producción. "Elegí ese equipo para ahorrarle tiempo a mi padre, para que no tenga que centrarse en hacer trozas y tablas con el aserradero. Así puede centrarse únicamente en cortar troncos grandes y en hacer piezas de madera de mayor tamaño para su posterior aserrado con el HR115. Esto aumenta la eficacia de la producción de forma considerable", explica David. En la última etapa de la producción, David utiliza el moldeador y cepillo MP360 para elaborar los productos finales para los clientes.  





"Como puedes ver, hemos montado una pequeña línea de producción formada por tres equipos Wood-Mizer.  Empezamos aserrando el tronco -esta es la tarea de mi padre-, después yo hago tablas y trozas más pequeñas con el reaserradero horizontal y, por último, fabrico los productos finales como tarimas para suelos, rodapiés, armazones y otros con el MP360", cuenta David.

En Suecia, la industria de la transformación de madera ocupa un lugar destacado en la economía. Los bosques cubren dos tercios de la superficie, y para los suecos trabajar con este material es una larga tradición. Cualquiera que viaje por el país puede observar fácilmente casas y edificios de madera integrados maravillosamente con el bosque o junto a las orillas de los lagos. Estas bellas construcciones necesitan un material de construcción que sea respetuoso con la naturaleza y las personas, de fácil acceso y relativamente sencillo de trabajar. "Además de los pedidos habituales de madera para la construcción, nuestros clientes me piden que fabrique la madera para la restauración de sus casas y edificios. Necesitan tablas y paneles personalizados, con perfiles específicos para que tengan el mismo estilo que sus casas originales", explica David. "El negocio de la restauración es muy amplio. La gente no quiere desperdiciar ni tirar la madera vieja; quiere mantener sus casas intactas. Con el MP360, puedo ofrecer
todos los perfiles posibles a mis clientes. Me alegra ver que la demanda de este tipo de trabajos a medida crece cada día".



David y su padre son conscientes de lo importante que es desarrollar buenas relaciones en los negocios, pues colaboran con sus clientes. Del mismo modo, también confían en el servicio del distribuidor local de Wood-Mizer, Mekwood AB. "El servicio y la asistencia son excelentes. Es bueno que tengamos a Kjell Larsson (un distribuidor local) al otro lado del teléfono, porque cuando se trabaja con un aserradero, siempre pueden surgir necesidades, ya sean piezas de repuesto, aceite, sierras o asesoramiento técnico. Un servicio y una comunicación rápidos son esenciales", opina David.

David disfruta trabajando y aprendiendo sobre la madera cada día, y no deja de pensar en el futuro de su taller. "Me gustaría sustituir mi moldeador y cepillo por el MP365, que tiene cinco cabezales de corte, para poder hacer perfiles aún más complejos de una sola pasada. Creo que con el MP365 podríamos hacer proyectos más complejos para nuestros clientes", dice.




Más información: https://www.instagram.com/wood_ab79/

Name:
Email:
Subject:
Message:
x

Bienvenido

Aquí se puede descubrir cómo los dueños de aserraderos Wood-Mizer en todo el mundo están creciendo activamente sus economías locales mediante el procesamiento de madera más sostenible y rentable.

Le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para solicitar más información acerca de Wood-Mizer o cualquiera de estos artículos.

Sala de prensa

Medios de comunicación social

SUBSCRIBE FOR UPDATES

Newsletter

Si te ha gustado este artículo, ¡no te pierdas los siguientes! Recibe cada mes toda la información y las novedades de Wood-Mizer directamente en tu buzón de correo electrónica.

Suscribirse