• Image 1
    Image 2
    Image 3
    Image 4
    Image 5
    Image 6

ARTICULOS

Experiencia canadiense: construcción de un invernadero

jueves, 19 de mayo de 2022

Experiencia canadiense: construcción de un invernadero

Durante años, Stan Kujala soñó con construir un invernadero en su casa junto al lago en Port Alberni (Columbia Británica).  "Mi mujer y yo somos ávidos hortelanos desde hace años", cuenta Stan.  "Por ello, siempre hemos querido construir un invernadero para ampliar la temporada de cultivo".

Con su propio invernadero en casa, Stan y su mujer podrían empezar a plantar la cosecha de verduras del año a principios de la primavera, antes de que las condiciones exteriores de la zona sean favorables para el crecimiento de las plantas. El ambiente controlado de un invernadero también les permitiría seguir cultivando plantas durante el otoño y el invierno. Esto significa que la familia Kujala añadiría varias semanas más cada año en las que no sólo podría obtener un mayor rendimiento de la producción, sino que podría pasar más tiempo juntos disfrutando de su afición común.



Desafortunadamente, Stan siempre tuvo poco tiempo para construir un invernadero, hasta que las circunstancias cambiaron.  Cuando estalló la pandemia de COVID-19 en 2020, la vida cotidiana se vio alterada y Stan comenzó a tener mucho más tiempo libre.  




"Cuando llegó la COVID, me dio tiempo extra para diseñar, construir y fabricar mi invernadero", comenta Stan.  En el verano de 2020, recogió madera de abeto de Douglas y de cedro rojo occidental de su finca.  A continuación, durante el invierno, se dedicó a cortar la madera y consiguió aserrar el 100% de la madera que emplearía para construir el invernadero con su aserradero portátil Wood-Mizer LT40 Super Hydraulic.

Después de dejar secar las tablas durante unos meses, Stan estaba listo para comenzar la construcción del invernadero a finales de la primavera de 2021. Trabajó en el proyecto durante su tiempo libre y tardó dos meses en llevarlo a cabo. "Mi mujer me ayudó con parte de la construcción y el teñido de la madera", dice Stan.  Un amigo también ayudó a Stan con las partes más pesadas y a instalar las láminas de plástico del invernadero.  



A mediados del verano, el invernadero estaba terminado. La estructura terminada mide 3,65 x 3,65 m, lo que supone un total de 13,3 m2 de espacio interior. Al emplear materiales de su propiedad y aserrar la madera él mismo, Stan calculó que se ahorró unos 2000 dólares en la construcción del invernadero.




Ahora que el invernadero está construido, Stan está pensando en realizar algunas reformas exteriores en su casa, como sustituir algunos marcos de ventanas y revestimientos cedro, además de construir nuevos amarres en el lago.  Tras la finalización de su impresionante proyecto de pandemia, Stan ha recibido numerosas felicitaciones por parte de los amantes de los invernaderos. "¡La gente admira mi invernadero y me pregunta si puedo construir uno para ellos!



Name:
Email:
Subject:
Message:
x

Bienvenido

Aquí se puede descubrir cómo los dueños de aserraderos Wood-Mizer en todo el mundo están creciendo activamente sus economías locales mediante el procesamiento de madera más sostenible y rentable.

Le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para solicitar más información acerca de Wood-Mizer o cualquiera de estos artículos.

Sala de prensa

Medios de comunicación social

SUBSCRIBE FOR UPDATES

Newsletter

Si te ha gustado este artículo, ¡no te pierdas los siguientes! Recibe cada mes toda la información y las novedades de Wood-Mizer directamente en tu buzón de correo electrónica.

Suscribirse