Noticias

Historia del aserradero LT40: la evolución del cabezal de corte y del panel de control

jueves, 23 de junio de 2022

Historia del aserradero LT40: la evolución del cabezal de corte y del panel de control

ACTUALMENTE, el aserradero LT40 de Wood-Mizer, creado en 1982, se considera "legendario", ya que cambió para siempre la forma de transformar troncos en madera. Este aserradero permitió a los usuarios cotidianos producir tablas y vigas listas de forma rápida y eficaz y, lo que es más importante, les ofreció movilidad para procesar la madera in situ. En los años ochenta, el aserradero LT40 también abrió un nuevo camino en la fabricación de equipos portátiles para procesar troncos.  Una de las principales características del diseño del LT40 era su cabezal de corte, suspendido sobre una bancada alargada y plana. Aunque esta característica se mantiene, el LT40 ha sido modificado y mejorado a lo largo de las décadas. Los desencadenantes de estas mejoras fueron una la demanda de mayor eficiencia y ergonomía de trabajo, combinado con las sugerencias de los operadores de los aserraderos.   

El cabezal de corte con lados redondeados

Los primeros aserraderos Wood-Mizer que llegaron a Europa en la década de 1990 fueron los modelos LT30 y LT40, con cabezales de corte idénticos pero con bancadas de diferente longitud. El cabezal original también se utilizó de forma habitual en otros equipos, como el aserradero LT25 lanzado en 1994. "El aserradero LT25 contaba con el cabezal de la LT40 pero se manejaba manualmente, sin ninguna función hidráulica en la bancada. La LT25 era una opción atractiva para los clientes porque la versión completa del LT40 resultaba bastante costosa para un polaco medio en los años noventa", explica Robert Fret, especialista en atención al cliente con una larga experiencia. "Muchos usuarios empezaron su actividad con el LT25 y fueron añadiendo más funcionalidades a sus aserraderos.  Al final, pudieron utilizar la versión mejorada, que era igual a un aserradero LT40 clásico".

El moderno cabezal del aserradero LT40 en la versión STANDARD permite procesar troncos de hasta 90 cm de diámetro. Al mismo tiempo, su forma ha permanecido inalterada: sigue siendo fácilmente reconocible por los lados redondeados del armazón.  El cabezal de corte está montado sobre la bancada en un único mástil de dos columnas y se mueve a lo largo de esta gracias a una serie de rodamientos y una barra de acero. Muchos de los componentes esenciales y de las soluciones técnicas se han mantenido sin cambios porque, como dicen los expertos, "si algo funciona bien y los usuarios lo han aprobado, no debemos cambiarlo", explica Dariusz Kujawa, director del servicio de atención al cliente que empezó su andadura en Wood-Mizer a principios de los años noventa.





Al principio, el cabezal del LT40 estaba montado en una barra con un conjunto de seis rodillos de avance, cuatro en la parte superior y dos en la inferior. En 1996 se modificó, aumentando a ocho rodillos, mientras que en la actualidad son nueve. "Cuando empezamos a utilizar motores más pesados y potentes, fueron necesarios más rodillos de avance.  Al haber más rodillos deslizándose sobre la barra, el peso del cabezal se distribuye uniformemente sobre toda la superficie", explica Robert Fret.  

Las poleas portasierra de hierro fundido tienen el mismo diámetro (483 mm) pero el rodamiento de la polea libre ha cambiado. Anteriormente, se instalaba sobre dos rodamientos más pequeños pero actualmente, se fija sobre un rodamiento de doble fila, que es mucho más duradero", cuenta Robert Fret.

Para una mayor eficacia, el tren de transmisión ahora incluye una correa de transmisión triple (para los motores eléctricos de 15 y 18,5 kW) o una correa de transmisión doble (para el motor de 11 kW). "Es una solución fiable porque la polea que transfiere la potencia del motor al eje mediante una correa está totalmente blindada, y está ubicada en una cámara separada de la sierra. De esta forma, el serrín no ensucia el tren de transmisión", asegura Robert Fret.  

El primer descortezador sencillo en versión de 12 V CC salió a la venta en 1997, y en los años siguientes evolucionó a la versión de CA. "Un descortezador es una herramienta útil porque prolonga la vida útil de la sierra. Las puntas de carburo soldadas a los dientes de la sierra circular tienen 5 mm de ancho y, con una alineación adecuada, el descortezador hace un corte en el tronco para que la hoja de sierra entre en la madera ya limpia. Se trata de una solución que puede prolongar la vida útil de las sierras en torno a un 30%", señala Dariusz Kujawa.




Nuevo sistema eléctrico

Introducido en 1988, el nuevo sistema de alimentación eléctrica de CA supuso una mejora sustancial para el aserradero LT40.  El sistema de alimentación de CA proporciona un mayor control para ajustar la velocidad y la estabilidad de avance del cabezal de corte.  En los equipos  anteriores, alimentados por un sistema de corriente continua, la velocidad de avance dependía principalmente del estado de la batería.  Esta modificación también abrió el camino para emplear sistemas hidráulicos más eficientes.  

"En 1996, junto con el nuevo panel del operario, incorporamos interruptores de desconexión electromagnética adicionales para el sistema de avance con el fin de proteger los interruptores de tambor.  Como resultado de ello, pudimos prolongar considerablemente la vida útil de estos interruptores. Al mismo tiempo, se introdujeron más sistemas de seguridad eléctrica para diferentes funciones del aserradero, que han estado en funcionamiento en la mayoría de nuestros equipos hasta hoy", comenta Dariusz Kujawa.   

Panel del operario ergonómico y funcional

En 1992, el aserradero LT40 vivió una actualización fundamental: se incorporó un nuevo panel de operario, en el que todas las funciones del aserradero se integraron en una única caja de controles.  La consolidación de las funciones en un panel unificado mejoró la seguridad y la ergonomía del trabajo. Este cambio también creó espacio para dotar al aserradero de varias funciones interesantes. "Con el paso de los años, el nuevo panel de control del LT40 era cada vez más grande y claro, lo que nos permitía montar más dispositivos opcionales. De hecho, a partir de esa actualización, comenzó la verdadera evolución del panel de operario", señala Robert Fret.  

En 1997, apareció el primer dispositivo para el ajuste automático del espesor de las tablas, conocido como SimpleSet Setworks. Se trataba de un sencillo dispositivo electrónico basado en el codificador montado directamente en la cadena de de movimiento vertical.  "No era una solución ideal porque, cuando la cadena se ensuciaba,  las lecturas distaban mucho de ser correctas. Hoy en día, el aserradero LT40 con motor eléctrico está disponible con varios sistemas automáticos de espesor de tablas basados en un controlador PLC: AccuSet1, PLC1, Accuset2, PLC2, y SW7, SW8 y SW9", afirma Dariusz Kujawa.





"En los aserraderos que llegaron a Polonia a principios de los años noventa, se utilizaba un método único para ajustar la velocidad del movimiento vertical. En lugar de un inversor típico, se utilizaba una polea de tres pasos con diferentes diámetros para ajustar la velocidad de avance. Con este sistema, el operario tenía que cambiar manualmente la posición de la correa en V en la polea para establecer la velocidad deseada. En lugar de los mecanismos para mover el cabezal de corte verticalmente que utilizamos hoy en día, el operario podía colocar la manija de la manivela en la polea de avance y ajustar manualmente la posición del cabezal.  Aunque se tardaba un poco más (entre 10 y 15 segundos), era un mecanismo preciso", recuerda Dariusz Kujawa.  

"Antiguamente, el LT40 no utilizaba ningún Setworks, por lo que los nuevos operarios tenían que aprender a utilizar dos escalas para medir el espesor de las tablas.  Una vez que aparecieron los Setworks, el ajuste del espesor resultó más rápido y sencillo, por lo que nadie quiso volver al antiguo método", apunta Robert Fret.   




Los usuarios del aserradero LT40 contribuyen a su mejora continua  


Los usuarios y propietarios de los aserraderos suelen sugerir qué aspectos del equipo podrían mejorarse, al observar el trabajo diario con el aserradero o según su experiencia en el corte de diversos tipos de madera. Por ejemplo, el diseño del aserradero LT40 con un cabezal más ancho surgió de los comentarios de los propios usuarios. En 2020, se lanzó una nueva versión del aserradero LT40, el LT40WIDE, con un cabezal más ancho capaz de cortar troncos de hasta 100 cm de diámetro. Esto permitió a muchas empresas aumentar notablemente su productividad.  "Antes, cuando los aserradores necesitaban cortar troncos de más de 1 m de ancho, se encontraban en una situación difícil porque, aunque el LT40 estándar permitía cortar un diámetro máximo de 90 cm, seguían teniendo que cortar troncos más anchos por su cuenta y riesgo, utilizando herramientas adicionales como motosierras y hachas. Hoy en día, este problema ha desaparecido porque los clientes pueden comprar fácilmente el aserradero LT40WIDE y aserrar troncos más grandes. Los aserradores y carpinteros se dan cuenta de que las tablas más anchas tienen mejor aspecto y pueden venderse a un precio más elevado. Además, un mayor diámetro de corte también significa más posibilidades de dividir las tablas anchas según los patrones de las vetas", asegura Robert Fret.




***

Name:
Email:
Subject:
Message:
x

Bienvenido

Aquí se puede descubrir cómo los dueños de aserraderos Wood-Mizer en todo el mundo están creciendo activamente sus economías locales mediante el procesamiento de madera más sostenible y rentable.

Le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para solicitar más información acerca de Wood-Mizer o cualquiera de estos artículos.

Sala de prensa

Medios de comunicación social