Noticias

Wood-Mizer y MOReTENs unen fuerzas para mejorar los equipos de transformación de madera

viernes, 26 de marzo de 2021

Wood-Mizer y MOReTENs unen fuerzas para mejorar los equipos de transformación de madera

De los sueños de infancia de alguien que quería trabajar con madera hasta la próspera colaboración entre dos importantes fabricantes de equipos de transformación de madera, Bo Martensson, fundador de la compañía sueca MOReTENs, repasa la trayectoria que siguió para pasar de los sueños a las acciones, transformar madera en productos finales y convertir diseños innovadores en crecimiento y desarrollo continuo. 

Existe un país en Europa en el que las personas son tolerantes y abiertas, los coches están diseñados con la máxima seguridad y la protección y el cuidado del entorno natural es la máxima prioridad. Ese país es Suecia, el país de Bo Martensson, fundador e ingeniero jefe de la empresa de transformación de madera MOReTENs. Sus innovadores equipos revolucionaron el mercado sueco a principios de los noventa del siglo pasado, permitiendo a cualquier profesional de la madera adquirir su propio moldeador y cepillo y producir productos de madera acabados. El éxito comercial de su moldeador y cepillo fue rotundo, pues se trataba de un equipo versátil, compacto y asequible. Por ello, cualquiera podía comprar un equipo de transformación de madera MOReTENs y empezar a convertir sus ideas en productos de madera listos para usar.  



Pasión por la madera

Bo recuerda su infancia con claridad. De niño vivió y creció en las cercanías de un bosque, por lo que tuvo la oportunidad de conocer de primera la madera y hasta que esta se convirtió en su pasión. "Siempre me ha interesado el bricolaje", afirma Bo. "Vivo en una zona de Suecia donde abundan los bosques. Aquí mucha gente trabaja en la industria maderera". Además, Bo tuvo la suerte de tener un tío que le inspiró y ayudó a introducirse en el mundo de la madera y el bricolaje. "Trabajando en el taller de carpintería de mi tío durante las vacaciones escolares, aprendí mucho y esa experiencia supuso una gran fuente de inspiración", recuerda. Pero la madera no era lo único que le interesaba al joven Bo. Al igual que la mayoría de los jóvenes estudiantes, Bo tuvo una época en la que dudó acerca de su futuro profesional. "Yo soñaba con ser profesor de bricolaje (…), pero también me atraía la idea de emprender un negocio", señala. Finalmente, fue su hermano mayor quien le convenció para que comenzara su formación en ingeniería mecánica. 



Primeros pasos como empresario

Como joven ingeniero apasionado por la madera y deseoso de convertirse en empresario, Bo comenzó a trabajar como comercial, vendiendo equipos de transformación de madera en el mercado sueco. "Yo quería crear mi propia empresa y me enteré de que había personas que vendían sus equipos de transformación de madera usados a un precio superior que el de los equipos nuevos. Me pareció que podría ser un buen negocio, así que empecé a vender este tipo de equipos provenientes de Alemania y EE. UU.", comenta. Motivado y alentado por la alta demanda por unos equipos que los fabricantes suecos no comercializaban, decidió fundar la compañía MOReTENs. Su conocimiento de la madera y su destreza a nivel técnico le ayudaron a desarrollar un producto realmente original y práctico que enseguida caló en el sector maderero. "Desde el primer momento, nuestros equipos tuvieron una gran demanda", asegura Bo. A pesar de que nos sentíamos afortunados de tener un producto muy popular entre los profesionales de la madera de toda Suecia, gestionar un negocio que debía crecer de forma constante para satisfacer la demanda fue todo un desafío. "El problema no era la comercialización de los productos, sino la producción y la distribución", confiesa Bo. "Como empresa de nueva creación, necesitábamos obtener préstamos bancarios y el principal escollo eran los altos intereses que había en aquella época", recuerda.



Equipos únicos a un precio asequible

MOReTENs era mucho más que una lucrativa fábrica de productos. Era una empresa cuya misión era fomentar la pasión por la madera e inspirar a las personas para que pudieran hacer realidad sus proyectos con madera. Detrás de cada uno de los moldeadores y cepillos que vendía MOReTENs había una historia personal de un cliente, ya fuera la restauración de un suelo de tarima, la fabricación de una nueva escalera de acceso a los dormitorios de la casa o la creación de un bello marco para un cuadro. Bo siempre se esforzó por forjar una relación de cercanía con sus clientes. Él les ofrecía unos equipos prácticos y asequibles, y a cambio recibía inspiración y nuevas ideas para desarrollar y mejorar sus equipos. "Siempre he mantenido un contacto directo con los clientes. Creo que eso es algo fundamental. Gracias a ese contacto directo, sabes qué cosas hay que mejorar y cómo debes diseñar los nuevos equipos", afirma.  



Bo comercializó sus productos originales bajo la marca MOReTENs durante mucho tiempo. No obstante, cuando surgió la oportunidad de suministrar sus equipos a otra empresa de transformación de madera para su posterior reventa, decidió aprovecharla. "A partir de 1995, comenzamos a suministrar nuestros equipos a Logosol, que los comercializaba con su propia marca", explica Bo. Actualmente, Logosol no está autorizado a comercializar sus equipos. Los derechos de fabricación y distribución de estos equipos pertenecen exclusivamente a Wood-Mizer, una empresa que goza de reputación y reconocimiento en el mercado global de equipos de transformación de madera.  



Colaboración comercial con Wood-Mizer


Ante los deseos de Bo de seguir desarrollando su negocio, encontró la oportunidad de establecer una cooperación comercial mucho más prometedora. "Inicialmente, Wood-Mizer me pidió que les hiciera una oferta por los equipos. Tiempo después, su interés cambió y estaban decididos a comprar toda la empresa", comenta Bo. La idea de una colaboración cercana con Wood-Mizer parecía perfecta. Tener un socio comercial con presencia global, con amplia experiencia y con vocación por la madera como ellos era garantía de crecimiento y prosperidad de una compañía tan innovadora y creativa como MOReTENs. "Nuestra oferta de equipos encajaba muy bien con la gama de productos de Wood-Mizer, por lo que el éxito de esta colaboración estaba garantizado", opina Bo. Inmediatamente después de adquirir los productos de MOReTENs en 2017, Wood-Mizer comenzó a trasladar todas sus operaciones de fabricación a las factorías de Polonia y EE. UU.



La colaboración demostró ser beneficiosa para ambas empresas. Para MOReTENs, suponía una excelente oportunidad de continuar con su legado de desarrollar equipos de transformación de madera, ahora bajo la supervisión de una empresa global con experiencia en la fabricación de aserraderos. Para Wood-Mizer, era una oportunidad para ampliar su oferta de equipos de transformación de madera con una línea de productos eficientes y reconocidos. "La fuerza de esta unión radica en la combinación de aserraderos y equipos de transformación de madera. La combinación de 40 años de experiencia en el desarrollo de aserraderos y de 40 años de experiencia en la fabricación de  equipos de transformación de madera, sumada a la baza de tener al lado a un operador global", señala Bo. 
 


Tras haber sido testigo del proceso de producción de los equipos de transformación de madera llevado a cabo en las fábricas de Polonia y EE. UU., Bo se mostró convencido de que el traslado de las operaciones de fabricación reforzaría la imagen de estos equipos, manteniendo la misma calidad de los equipos que si estuvieran fabricados en Suecia. "Dado que Wood-Mizer es un destacado actor a nivel internacional en el sector de los aserraderos, sin duda, la colaboración también dará lugar a muchas ideas exclusivas entorno a la transformación de madera. Ahora el impulso proviene de una gran empresa y esto se reflejará en la calidad, los manuales, la atención al cliente y en otros muchos aspectos. Estoy seguro de que la calidad en cuanto a producción y desarrollo estará al mismo nivel que la que ofrece Wood-Mizer en todo el mundo", concluye Bo.






Un futuro prometedor

Hoy, Bo, el fundador de MOReTENs, puede mirar al futuro con seguridad, consciente de que su sueño de fabricar y distribuir equipos de transformación de madera continuará gracias a Wood-Mizer, un socio comercial fiable y con amplia experiencia. La colaboración entre ambos fabricantes – MOReTENs y Wood-Mizer – adquiere aún más sentido cuando observamos lo similares que son las dos empresas. Ambas nacieron de la pasión por la madera. Ambas fueron creadas por ingenieros con gran talento que quisieron compartir sus ideas innovadoras con el mundo. Ambas empresas han conseguido prosperar, vendiendo miles de productos en sus respectivos mercados y ofreciendo un servicio al cliente basado en el conocimiento, la experiencia y la inspiración. Sin duda, los productos de transformación de madera Wood-Mizer tienen un gran futuro. 




Descubre cómo se emplean los moldeadores y cepillos Wood-Mizer en diferentes países.


Un antiguo taller de carpintería alemán se moderniza

El moldeador y cepillo Wood-Mizer MP360 mejora la rentabilidad de Highlands Sawmill


Name:
Email:
Subject:
Message:
x

Bienvenido

Aquí se puede descubrir cómo los dueños de aserraderos Wood-Mizer en todo el mundo están creciendo activamente sus economías locales mediante el procesamiento de madera más sostenible y rentable.

Le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para solicitar más información acerca de Wood-Mizer o cualquiera de estos artículos.

Sala de prensa

Medios de comunicación social